HomeClínicas para quitar lunares y lesiones cutáneas

Se pueden tratar lesiones como Nevus (lunares), queratosis, quistes epidérmicos, verrugas, fibromas, remodelación de cicatrices entre otros.

Rejuvenecimiento FacialSiempre que un paciente tenga una lesión pigmentada en la piel, debe consultar con un dermatólogo que evalúe las características clínicas de la lesión, determinando si existe la necesidad de resecarlas, y cual es el mejor tratamiento.

Lo más importante en el tratamiento de las lesiones cutáneas y los lunares es que sean valorados por un médico especialista, con un dermatólogo, que no solo se debe realizar mediante un examen clínico al ojo, sino que también se debe llevar a cabo un examen dermatoscópico, para poder analizar las estructuras de la lesión o el lunar. Si bien los lunares y todas las anomalías que presente la piel son susceptibles de ser tratadas, se debe indicar el tratamiento adecuado para que se pueda eliminar de acuerdo al componente que tengan.

Uno de los aspectos más relevantes en el diagnóstico, es identificar si el lunar o la lesión cuentan con algún componente canceroso, ya que si se utiliza tecnología láser para eliminarlo sin realizar un análisis previo, es muy probable que cuando se vuelva a diagnosticar, se encuentre que las células cancerosas ya están más desarrolladas. Por esta razón, parte de la importancia de acudir a clínicas para quitar lunares, especialistas en este tipo de tratamientos láser, y con dermatólogos especializados como la Dra. Angélica Dominguez, es garantizar que el tratamiento se realice sobre un lunar  o lesión que tenga características benignas.

Eliminación de lesiones cutáneas y lunares con láser

La resección de lunares con métodos quirúrgicos logra eliminar la lesión, pero para ello es necesario realizar un corte sobre la piel que genera una cicatriz posterior. En consecuencia, dependiendo de la zona corporal donde se realice y la capacidad con la que la persona cicatrice, estas marcas pueden ser más o menos visibles y generar disconformidad con el resultado del tratamiento.

La ventaja de tratar una lesión pigmentada benigna con dispositivos láser, y en clínicas para quitar lunares que cuenten con la más alta tecnología, y con profesionales capacitados para su manejo y aplicación, es que la resección es controlada, logrando vaporizar la lesión y las células médicas sin dañar el tejido sano. Además, por lo general, la cicatrización es mucho mejor y en la mayoría de los casos no deja secuelas.

¿Qué tipo de lesiones benignas pueden tratarse, además de los lunares?

Los lunares son lesiones localizadas en la piel y en el tejido subcutáneo. Son visibles por presentar un color oscuro. Aparecen a causa de la intensa acumulación de pigmento en ciertos grupos celulares de la piel, como manchas oscuras de tamaño variable. El aumento del tamaño de algunos lunares se explica porque crecen más rápido que el resto del cuerpo. Los lunares, generalmente sobresalen levemente de la superficie de la piel. Son lisos y abollados, a veces verrugosos y, a menudo, cubiertos de pelo.

Existen muchas lesiones cutáneas benignas, además de los lunares, que pueden ser tratadas dermatológicamente por la Dra. Angélica Dominguez. Algunas de ellas son los fibromas, los angiofibromas, las hiperplasias sebáceas, queratosis, nevus rubí y quistes.

Fibromas

Son lesiones cutáneas (en la piel), que pueden aparecer a cualquier edad y en cualquier parte del cuerpo, formada por tejido conjuntivo. Los fibromas tienen una forma redonda, cuya consistencia puede ser blanda o dura y puede aumentar su volúmen. El tamaño puede variar. Existen desde fibromas muy pequeños (tamaño de un alfiler)  a fibromas muy grandes (del tamaño de un balón).

Angiofibromas

Son pequeños bultos rojos con un componente de origen vascular y tejido conjuntivo. Las zonas más afectadas suelen ser las mejillas y la nariz.

Hiperplasias sebáceas

Este tipo de anomalía, surge como consecuencia del aumento anormal del desarrollo de las células de grasa de la piel. Se pueden ver como pequeñas elevaciones sobre la superficie dérmica de color blanquecino. Aunque son inofensivas (benignas) suelen ser muy antiestéticas y afectan de manera considerable la autoestima de los pacientes.

Queratosis

Se puede definir como un espesamiento, más o menos marcado, de la capa córnea de la piel, que cuando es muy marcado se denomina hiperqueratosis. La queratosis puede ser circunscrita (como el callo) que se debe a pequeñas irritaciones locales repetidas. La queratosis congénita es la que se manifiesta con la formación de escamas cutáneas difusas por todo el cuerpo. La queratosis puede ser adquirida como la derivada de psoriasis o eczemas, un tipo especial de queratosis adquirida es la folicular que presenta pequeñas pápulas rodeadas por una masa queratósica. En ocasiones la queratosis puede aparecer, incluso sobre las mucosas, y asumen un color blanquecino.

Nevus rubí

Estos son lunares rojos o también conocidos como puntos rubí. Ocurren debido a una dilatación de pequeños vasos sanguíneos ubicados en la superficie de la dermis. Son lunares benignos y aunque pueden aparecer tanto en hombres como en mujeres, su causa, generalmente, se asocia al envejecimiento y son característicos en pieles muy blancas. Tienen una forma circular y se ubican principalmente en el tórax, los brazos y el cuello.

Quistes

Los quistes se pueden eliminar con láser de manera adecuada, sin embargo, dependiendo del tamaño y localización se debe eliminar con cirugía.

La ventaja de realizar un tratamiento para cada necesidad

Existen dos tipos de láser ablativos con los que cuenta la Dra. Dominguez y que, actualmente, no están disponibles en todas las clínicas para quitar lunares y lesiones cutáneas.

Uno de ellos tiene la capacidad de actuar en capas más profundas de la piel como el láser CO2 (generando una vaporización más intensa).

El otro es el láser Erbium, ideal para lesiones superficiales.

En consecuencia, dependiendo de la evaluación de cada paciente respecto a las características de la piel, de la lesión, de sus componentes y de la zona a tratar, la Dra. Dominguez puede utilizar uno u otro, logrando, en definitiva, que el tratamiento que reciba su paciente sea absolutamente individualizado, y específico para la lesión que se esté tratando de eliminar.

La aplicación de Láser CO2 en clínicas para quitar lunares y lesiones en la piel

El Láser CO2 actúa sobre el agua contenida en la piel vaporizando el tejido. Es útil en la remoción controlada de lesiones benignas en la piel sin alterar el tejido sano, logrando un resultado estético muy satisfactorio y con mínimo riesgo de cicatriz, como sí ocurre en la cirugía convencional. Se pueden tratar lesiones como Nevus (lunares), queratosis, quistes epidérmicos, verrugas, fibromas, remodelación de cicatrices entre otros. El tratamiento se realiza con anestesia local o tópica, según el caso. La recuperación de las lesiones se alcanza en un tiempo aproximado de 8 días.

La aplicación del láser Erbium

El láser Erbium es ideal en lesiones de la capa superficial de la piel, con lo que hay menos riesgo de generar lesiones profundas. El tratamiento, en este caso, consiste en realizar pequeñas microperforaciones sobre la lesión, sin afectar el tejido que la rodea, por lo que se produce un daño controlado, obligando a la piel a producir mayor cantidad de colágeno y así regenerarse de manera natural.

Este procedimiento no tiene riesgos y no es doloroso, ya que se aplica anestesia local. Una vez terminado el procedimiento se puede ver un pequeño enrojecimiento en la zona, luego se forman unas pequeñas costras oscuras. Estas costras protegen la piel mientras se renueva y comienza el proceso de sanación. Las pequeñas cascaritas se caen solas, por lo tanto se debe tener la precaución de no extraerlas.

También pueden utilizarse otros dispositivos láser específicos, si el componente que prima en la lesión es vascular, como por ejemplo en los nevus rubí.

Recomendaciones

Según el caso, llegar una hora antes para aplicar anestésico tópico.

Los riesgos de los remedios caseros y la negligencia

Siendo la piel, el órgano de mayor extensión de nuestro cuerpo y el más expuesto, cuenta con una larga lista de trastornos que pueden afectarlo directamente. En consecuencia, el reto de la dermatología es incorporar los tratamientos más exigentes y efectivos, y de esta manera, enfrentar desde la investigación y el análisis preciso, los tratamientos correctos. Haciendo valer la importancia de la idoneidad y el conocimiento, en el manejo y el cuidado de la piel.

Todo ser humano, en cualquier etapa de la vida, puede sufrir de algún trastorno dermatológico, pero no todos acuden a un especialista para tratarlo. Este es uno de los más grandes riesgos, ya que aunque algunas afecciones pueden clasificarse como leves en su fase inicial, pueden terminar implicando una gravedad clínica mayor, e incluso influir en la salud psicológica.

La única seguridad la da la cualificación profesional

El carácter de seguridad que se le atribuye a los procedimientos dermatológicos, como la tecnología láser, ha llevado a muchos profesionales, que no son especialistas en dermatología, a ofrecer la aplicación de tratamientos, enganchando a los pacientes con precios sumamente bajos y prometiendo una eficacia milagrosa. Sin embargo, cuando se habla de tratamientos seguros, la premisa fundamental es que sean administrados o aplicados por un profesional con conocimientos específicos. De otra manera, no solo se pueden obtener resultados desalentadores, sino también dañar o empeorar la situación del paciente.

A pesar de la gran cantidad de información que, hoy en día, se ofrece en los medios de comunicación aún queda un largo camino para los dermatólogos, haciendo ver lo peligroso que puede resultar la automedicación o los remedios caseros para las lesiones cutáneas. Ni que hablar de las reacciones alérgicas o infecciosas que pueden provocar, en una piel sana, los productos que se aplican sin supervisión de un dermatólogo.

Los dermatólogos, como la Dra. Angélica Dominguez, que ejercen sus prácticas privadas en clínicas para quitar lunares o lesiones cutáneas de renombre y, además son miembro de asociaciones reconocidas como la Asociación Médica de Los Andes, cuentan con la formación y el entrenamiento apropiado en el manejo de diferentes tipos de tecnología láser, lo que le permite indicar el mecanismo ideal para el tratamiento de cada lesión, de acuerdo a la evaluación del componente que prime en cada una de ellas.

Casos Reales . Galeria de Fotos

Para ampliar la foto de clic sobre ella.

Gracias por visitarnos. Si deseas puedes contactarnos por los siguientes datos y con gusto te atenderemos.

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales para estar al día con nosotros.

    

Teléfono Dra. Angélica Dominguez
Teléfonos

215 1521
2152300 Ext. 1518

Whatsapp Dra. Angélica Dominguez
Whatsapp

+573175860832

FACEBOOK

Síguenos dando clic en el botón de ME GUSTA ESTA PÁGINA.

INSTAGRAM

Dando clic sobre la imagen puedes ir a nuestro perfil de INSTAGRAM.

YOUTUBE

Suscríbete a nuestro canal de Youtube dando clic aquí.

© Copyright Dra. Angélica Domínguez . Bogotá – Colombia
Todos los derechos reservados.